Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Reflujo gastroesofágico

Reflujo

También conocida como indigestión ácida, acidez estomacal, regurgitación ácida o reflujo ácido.

Este problema ocurre cuando el esfínter esofágico inferior, en forma de anillo, que se encuentra ubicado en la parte inferior del esófago comunicándolo con el estómago sufre alteraciones en periodos de tiempo alterno y los jugos o ácidos estomacales suben junto con la comida hacia el esófago causando ardor en la garganta y en el pecho.

Para tratarlo naturalmente debes seguir estas recomendaciones:

1.     Buenos hábitos alimenticios.

Evita comer aceleradamente, siempre trata de masticar bien tus comidas y procura no terminar en menos de 15 minutos. Reduce las comidas con mucha grasa, ya que no se digieren fácilmente y hace que el estómago cree más acido. Si sabes de alguna comida que produzca el reflujo, evítala. Los alimentos ácidos como los cítricos, los fritos, el café, el chocolate, los tomates y la menta evitan aliviarte el reflujo. Sácalos de tu nevera. Come en porciones pequeñas durante el día, porque las cantidades elevadas de comida hacen que tu estomago produzca acido.

2.     Cambia tu estilo de vida.

No vayas a la cama con el estómago lleno, espera por lo menos 3 horas. Después de comer repósate, siéntate por 45 minutos aproximadamente. Si fumas, debes evitarlo, porque este perjudica el esfínter esofágico inferior. Debes perder peso, ya que las personas con sobrepeso u obesidad hacen que la grasa ubicada en la zona del abdomen presione el estómago y de allí vengan los reflujos. Modera el consumo de alcohol o preferiblemente no bebas.

3.     Añadir a la dieta.

Raíz de jengibre.

Te de hierbas.

Pepinillos.

Semillas de hinojo.

Hojas de albahaca.

Manzanas rojas.

Déjanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *