Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Costumbres Alimenticias para Manejar el Estrés

alimentos_para_manejar_el_estres_mokana

Puedes sentir los efectos dañinos del estrés cuando al experimentar miedo, ansiedad o enojo se altera tu ritmo cardiaco, cuando sientes “una bola” en el estómago o una presión en el pecho, o cuando pierdes el apetito o el sueño.

Hay estrés cuando una parte del organismo usa más esfuerzo de lo normal para enfrentar una dificultad (el estresor). Las otras partes del organismo que ceden sus recursos se ven perjudicadas. Por esa razón el estrés es dañino cuando se vive continuamente.

  1. Toma 2 litros de agua al día: Es importante tomar agua natural o hacer uso de un buen filtro mecánico (no eléctrico) que elimine los metales pesados, el cloro, el fluoruro y otros compuestos tóxicos que están todas las aguas potables tratadas.
  2. Disminuya el consumo de azúcar y otros carbohidratos: El consumo excesivo de azúcar, panela, dulces, pan, papa, pasta y plátano eleva los niveles de insulina y de cortisol, lo que genera ms estrés.
  3. Disminuye el consumo de alimentos procesados y empacados y aumenta tu consumo de alimentos frescos: Los alimentos frescos contienen más nutrientes y menos componentes tóxicos que los alimentos procesados o empacados. Las sustancias toxicas hacen reaccionar el sistema inmunitario de manera que aumenta el estrés.
  4. Aumenta tu consumo de hortalizas y otros vegetales: Estos son fuentes de vitamina y los minerales que el organismo necesita para reducir el daño creado por el estrés y mantener las actividades parasimpáticas.
  5. Evita consumir alimentos que no toleras o que te causen alergias: la intolerancia y las alergias son muy comunes, especialmente en presencia de desórdenes estomacales. Son causadas comúnmente por: colorantes artificiales, saborizantes, edulcorantes y persevantes.
  6. Eliminar el consumo de estimulantes: las bebidas y alimentos estimulantes pueden incrementar el estrés porque genera más actividad simpática y producción y producción de cortisol. (café, té, bebidas energizantes, gaseosas, chocolates)
  7. Comer tres veces por día: y siempre incluir fuentes de proteínas y grasa saludables, especialmente en el desayuno. Las grasas saludables son importantes para recuperar el equilibrio inflamatorio, hormonal, neurológico y energético; estos incluyen aceite de oliva extra virgen, almendras, nueces, semillas de girasol, ajonjolí, aguacate, coco y huevos.

Déjanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *